Calzado - Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Huelva

Asociación de Amigos del Camino de Santiago de
Huelva
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Calzado
  Elegir un calzado adecuado es uno de los aspectos primordiales a  hora de hacer el Camino de Santiago. Éste va a requerir muchas horas y kilómetros de caminata  en la que nos vamos a encontrar caminos pedregosos, desniveles, lluvia, barro, etc. de nosotros depende que el camino se convierta en una experiencia satisfactoria o en un auténtico infierno. Para evitar contratiempos desagradables vamos a dar unas pautas para tomar en cuenta. Cuatro reglas básicas para saber si hemos elegido bien el calzado: comodidad, ligereza, impermeabilidad y transpiración.
  • Usar un calzado ya usado
  El calzado que vayamos a utilizar para caminar ha de estar ya bastante usado pero no viejo. No vale uno que esté muy deteriorado pues nos causarían de igual forma problemas.El calzado debe ya estar amoldado a nuestro pie y viceversa. Haber caminado bastante de lo contrario acabaremos al final de la primera etapa lleno de ampollas y rozaduras.
  • ¿Botas o zapatillas?
  Esto va a depender del gusto de cada uno. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. El tipo de calzado más adecuado va a ser los llamados de trekking los cuales están diseñados para este tipo de actividad y se caracterizan por su robustez y ligereza. Además hoy día podemos encontrar fácilmente en el mercado en la misma gama de trekking tanto bota, zapatilla como sandalia.



  • Las botas
  Nunca han de ser de caña alta, simplemente de caña media para que sólo sujeten el tobillo y te libren de posibles esguinces o torceduras imprevistas. Este es un aspecto muy importante y que te dará seguridad a la hora de caminar por un terreno inestable o con desniveles.
  Vamos a fijarnos en que tengan un buen sistema de lazado para una firme sujeción además de un buen almohadillado interno y una  lengüeta bien acolchada que nos mantenga el pie lo más confortable y cómodo posible. Al ser la variante más pesada de calzado que vamos a encontrar intentaremos que pese lo menos posible sin que por ello pierda prestaciones ya que el hándicap de llevar botas es que pesan más que las zapatillas.

botas de trekking
Impermeabilidad y robustez
  • Las zapatillas  
 Son mucho más ligeras que las botas y más aconsejables en estaciones estivales o si el trayecto no va a fundamentalmente llano y con pocos desniveles. Aunque carecen de la protección extra para el tobillo, son menos robustas y abrigan menos el pie. Sean botas o zapatillas vamos a intentar que se ajusten a ciertas características como son:
- Que tengan refuerzos tanto en la puntera como en el talón.
- Intentaremos elegir un calzado con la suela de un material de baja densidad con el fin de que absorba lo máximo posible los impactos al caminar.
- Que contengan membranas impermeables en el exterior y transpirables en el exterior.
- Que estén fabricados con  gore-tex  que es un buen material diseñado especialmente para esta finalidad,  expulsar la humedad que genera nuestro sudor y manteniendo el pie seco.

zapatos de trekking
Impermeabilidad y ligereza
  • Sandalias
  Esta opción está indicada para el verano y si no llega a convencerte la idea de caminar con botas o zapatillas. Pero han de ser unas sandalias cualquiera, sino una diseñada a tal efecto. Las ventajas son evidentes, tales como frescura, traspiración, comodidad y peso ligero. Las desventajas es que estaremos expuestos a los caminos pedregosos y a los desniveles.
  Aún si llevamos botas o zapatillas, unas sandalias no nos pueden faltar con el fin de dar descanso al pie al final de cada etapa o para meternos en la ducha y evitar el contagio de posibles hongos como el pie de atleta.



sandalias de trekking
ligereza y transpirabilidad
  • Calcetines
  Un buen calzado está incompleto si no se acompaña de unos buenos calcetines diseñados para largas caminatas. De nada sirve que nuestro calzado sea de Goretex si nuestros calcetines no son transpirables. La lana y el algodón debiéramos de descartarlos por su mala transpiración, éstos se empaparán de sudor y nos provocarán numerosas rozaduras y ampollas. Hay peregrinos que utilizan trucos como enfundarse calcetines dobles ( algodón por dentro y lana por fuera), ponérselos al reves para evitar el roce de las costuras, atárselos con cinta aislante... Esto no son más que atajos que te pueden sacar de algún apuro de última hora pero si lo que de verdad queremos es una garantía de que nuestros pies transpiren y se mantengan secos debemos elegir calcetines de fibras sintéticas y no naturales. En el mercado es fácil encontrarlos, no es un producto caro y la gama es amplia adaptándose al frío y al calor. Además cuentan con refuerzos en las zonas que más acusan la fatiga como son el talón, las punteras y la planta del pie.
 

Tan importante como el calzado y los calcetines son unas buenas plantillas y si son antibacterianas mejor que mejor. Tus compañeros de viaje te lo agradecerán por la noche cuando te descalces para dormir.
                                                                                                    
calcetín de tejido sintético Coolmax
ligero, confortable, transpirable y de rápido secado
Mochila
Saco de dormir
Bordón, bastones, vara
Para la lluvia
Para el viento y el frío
Para el sol
Aseo personal
Botiquín
Teléfono móvil
Documentación
630 250 255
959 24 18 29
639 383 073
Regreso al contenido | Regreso al menu principal