Para la lluvia - Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Huelva

Asociación de Amigos del Camino de Santiago de
Huelva
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Para la lluvia

Contra la lluvia
 Cuando vayamos a hacer el Camino de Santiago, sobre todo si es en época otoñal o invernal la lluvia puede hacer acto de presencia en cualquier momento. Estar preparado para esto es algo de vital importancia pues la lluvia puede ser un elemento bastante incómodo y hasta incapacitante.Tenemos que contar con algún tipo de protección impermeable que nos proteja de ella durante el trayecto. Desde aquí recomendamos varias alternativas tales como:
  • Poncho impermeable
  Es el llamado poncho del peregrino, los hay que cubren el cuerpo casi entero y otros que además llevan un espacio adicional para cubrir la mochila. Son mucho más prácticos estos últimos pues nos evitaremos que al final el agua cale la tela de nuestra mochila, sobre todo si la lluvia se prolonga durante horas. Suelen estar hechos en nylon o pvc. El inconveniete es que no protegen los brazos del codo hacia abajo ni la parte baja de las piernas ni los pies. Y si hay viento aún es peor porque lo puede levantar y hacer que nos mojemos las piernas.
  Es conveniente utilizar una gorra o visera para evitar que el agua nos resbale por la cara.
  • Chubasquero (dos piezas)
    Este es un buen complemento para combinarlo bajo el poncho de peregrino ya que así nos aseguramos que nuestros brazos y piernas se mantengan secos hasta las muñecas y los tobillos. Son cómodos y fáciles de poner y quitar, además pesan muy poco y ocupan muy poco espacio.
  • Polainas
    La otra opción serían las polainas de material impermeable, que nos tapan desde las pantorillas hasta el empeine. Suelen ser de tejido antidesgarro y también son muy prácticas.
Poncho "del peregrino"
Chubasquero de dos piezas
Polainas impermeables
  • Cubrebotas
    Aunque están pensados para ir en moto o en bici y no tienen un refuerzo especial en la suela para andar. Nos pueden sacar de un apuro si tenemos que andar un trecho y no queremos que se nos mojen los pies.
  • Paraguas
  Hay quien es partidario de llevar paraguas al Camino y aducen razones tales como les permite escuchar el sonido de la naturaleza y no les falta razón. Además a muchos les sirve como bastón de apoyo en sus caminatas. Pero esta opción no es muy práctica si nos cae un buen aguacero o si viene acompañado de viento. Y más si la lluvia se prolonga durante horas, estaríamos muy desprotegidos y acabaríamos con las piernas, pies y la mochila empapados. Además tendríamos siempre una mano ocupada.
Cubrebotas
  • Consejo para los pies
  Pese a que unas buenas botas o zapatos suelen tener una protección contra la lluvia, aunque no son impermeables del todo. Exisen trucos que nos pueden dar un extra de protección frente a la lluvia. Uno de ellos sería para el calzado que está recubierto de piel de ante o nobuk y no es otro que rociarlos, estando el calzado seco, con spray hidrórepelente ( en tiendas especializadas). Esto hará que la lluvia resbale y no empape el tejido, bastaría con rociarlos cada cierto tiempo.
 Otro truco es frotar el calzado seco y antes de salir, con cera o una vela y acontinuación con un secador de pelo de aire caliente ir derritiendo la capa que se habrá fromado. Así se crea una película protectora que hace que el agua resbale.Ambas soluciones de urgencias son efectivas aunque momentaneas.
  Si se nos ha mojado el calzado, un truco sencillo es, una vez terminada la jornada, rellenarlos con papel de peiódico y envolverlos también por fuera. Esto hará que absorva la humedad y se sequen antes.
Calzado
Mochila
Saco de dormir
Bordón, bastones, vara
Para el frío
Para el sol
Aseo personal
Botiquín
Teléfono móvil
Documentación
630 250 255
959 24 18 29
639 383 073
Regreso al contenido | Regreso al menu principal